domingo, 13 de septiembre de 2020

Summertime, la canción más versionada de la historia de la Música

El inicio del curso escolar marca ineludiblemente el final del verano. Un momento en el que confluyen todo un abanico de sentimientos: ilusión, nostalgia, euforia, abatimiento. Y en estos tiempos que nos están tocando vivir, incertidumbre, sin duda. Se acaba, pues el tiempo de verano. Se acaba el summertime.

A veces nos encanta una canción y tardamos mucho en saber de quién es su autoría. Me cuesta mucho situar la edad en la que conocí la música de George Gershwin, pero seguramente fue en el piso de Sant Andreu, allá por el año 82, en la terraza alguna noche de verano. Lo que sí que tengo claro es que durante mucho tiempo creí que su canción Summertime pertene-cía a quien se la había oído cantar muchas veces: Janis Joplin. Gran sorpresa cuando supe que era una aria de la ópera Porgy & Bess. Es verano, y la vida pasa sin problemas… Así comienza Summertime, una canción que transmite como ninguna otra su sosiego, su ociosa quietud.

La propia Joplin interpretó la canción por primera vez en Woodstock 1969, utilizando notas largas y prolongadas y un estilo dinámico para dar un contenido emocional fresco que el original. La grabó más tarde, para su álbum  "1969-02-12: Fillmore East, New York, NY, USA"

Aunque la música une a la gente, de vez en cuando la divide. Con su polémica descripción de los estereotipos raciales, la ópera Porgy & Bess  ha experimentado flujos y reflujos de aceptación a lo largo de los años. Pero incluso sus detractores culturales la reconocen como una de las obras musicales más importantes del siglo XX. Dicho ésto, la primera producción no fue un gran éxito, y no fue hasta la muerte de Gershwin en 1937 a los 38 años que Porgy & Bess creció en importancia, triunfando en Broadway, además de ser aceptada como una ópera “seria” y convertirse en la fuente de varias de las melodías más famosas de la música popular.

De todos esas melodía, la más popular y duradera es, sin duda, la que nos ocupa esta noche, Summertime, la canción más versionada de todos los tiempos, con más de 25.000 grabaciones conocidas de artistas de todo tipo. Si bien tiene un estilo distintivo en su forma original, algo en ella lo hace infinitamente adaptable. Gershwin quería crear algo con un estilo espiritual y, para la mayoría de los comentaristas, lo logró mucho más de lo que había previsto.

Todos pensamos que Summertime es la palabra con la que comienza la icónica canción de Gershwin, pero no. Como señala el crítico musical Rob Kapilow  en el reconocido programa de radio clásica Performance Today, ese no es realmente el principio del tema. Los ocho compases instrumentales que abren la canción establecen una transición evocadora al lánguido mundo de Catfish Row, un miserable suburbio aledaño al puerto de Charleston en el que transcurre la obra. "Es como si el blanco y negro se rellenara con Technicolor, justo cuando llega la voz" "Un fundido cruzado exquisito: una nota, un tema rock, se ralentiza y luego, pura armonía. Esa lentitud lánguida del verano también está en el ritmo fantástico de la primera palabra, summertime, donde la última sílaba se estira en esa hermosa nota alta"

El original, escrito en clave menor, transmite una sensación al oyente ligeramente melancólica. La primera interpretación fue cantada por la soprano estadounidense Abbie Mitchell. Interpretó el papel de "Clara" en la primera producció, en 1935, y también fue la primera en grabar la canción. Las críticas fueron dispares y la obra tuvo un éxito moderado: se dieron tan solo ciento veinticuatro representaciones. Pocas para la época.

Aquí está la primera grabación que incluye al propio Gershwin al piano y dirigiendo la orquesta.

Podéis compararla con ésta de María Callas. Sublime.

Una de las claves de la grandeza de Summertime es su sencillez. Al empezar, una sola nota nos lleva a Carolina del Sur. Seguidamente, el clarinete flota desde los cielos trayendo las otras dos notas que necesitamos establecer para mostrarnos al personaje de Clara, meciendo a su bebé. Sí; porque es algo que no sé si es muy conocido, Summertime es en realidad una canción de cuna.  A partir de esas dos notas que se balancean suavemente, Gershwin agrega una rica armonía. De alguna manera, entramos en este mundo increíblemente lánguido gracias a tan sólo dos notas. Fascinante.

Un año después del estreno de la ópera, una cantante de jazz de 21 años llamada Billie Holiday grabó una versión de Summertime; el primer cover de la canción que llegaría a las listas estadounidenses.

Billie era de Harlem, el hogar de la comunidad negra de Nueva York, que en ese momento estaba llena de creatividad. Artistas, músicos e intelectuales negros como Duke Ellington, Langston Hughes y Lois Mailou Jones celebraron su cultura afroamericana a través de sus obras durante esta época dorada. Esta era se conoce como el Renacimiento de Harlem.

La era de la posguerra en Estados Unidos marcó una frontera totalmente nueva para el jazz. Summertime de Chet Baker es una gran lente para este nuevo mundo: aporta un sabor de jazz “fresco” de la costa oeste a lo que una vez fue una pieza tradicional. La canción comienza enfáticamente, con un solo de trompeta limpio, enfatizando la melodía y la importancia de la sencillez y la improvisación de espíritu libre en el estilo de Baker. Sin cantante, la trompeta ocupa el papel de la voz por completo, y Baker se basa en esto utilizando sus técnicas de improvisación para brindar una distinción única a la parte que sería inaccesible a la voz humana. Refleja más el papel de Baker como visionario en el jazz, ya que su estilo en esta canción es más contemporáneo que muchas versiones posteriores. En pocas palabras: suave y fresco.

Poco después, la apodada “Reina del gospel”, Mahaila Jackson se convirtió en una de las cantantes más influyentes del mundo con “la música de Dios'. En 1956, sin embargo, Jackson lanzó Summertime, una de las pocas veces que grabó música que no era religiosa. Uf!! Se me pone la piel de gallina.

Pero, en realidad, hasta el lanzamiento del álbum de Ella Fitzgerald y Louis Armstrong, “Porgy and Bess”, Summertime todavía era relativamente desconocida.

La versión de Fitzgerald rápidamente puso la canción en el centro de atención del mundo de la música, no solo consolidándola como un elemento básico del jazz, sino también como un éxito reconocible a nivel mundial.  Y Summertime pronto se convirtió, así, en un estándar de jazz popular y muy grabado, descrito por Robert Cummings en Allmusic.com como "sin duda ... una de las mejores canciones que el compositor jamás haya escrito ... La escritura sumamente evocadora de Gershwin mezcla brillantemente elementos del jazz y los estilos de canciones de los negros en el sureste Estados Unidos desde principios del siglo XX ".

En 1958, el director de cine Otto Preminger realizó una adaptación para la gran pantalla con Sidney Poitier (cómo no) y Dorothy Dandridge entre otros. Obviamente, la canción se pudo escuchar en el cine, y esta nueva versión que fue muy bien recibida, llegando a algunas listas como una de las mejores canciones del cine americano. La cinta obtuvo, entre otros premios, el Óscar a la mejor banda sonora. 

Y a vosotros, ¿qué os parece que tiene esta canción que la hace tan especial y tan atemporal? Desde mi humilde punto de vista, la respuesta está en la naturaleza de la propia música que hace que nuestra reacción siempre sea muy personal e intrasferible. Pero creo, también, que debe haber algunos fundamentos sobre la forma en que se construye la canción que la hacen tan universalmente atractiva. Tiene, no sé, una especie de ambigüedad que nos permite encontrar nuestro propio mensaje. Para algunos, evoca días soleados y perezosos, para otros tiene una cualidad melancólica o anhelante. Los acordes tienen una forma de jugar con nuestras expectativas y anticipaciones. El efecto es como una brisa fresca repentina en una tarde templada. Los rellenos de cuerda envuelven la melodía, agregando una sensación de fluidez. A cada uno de nosotros nos puede transmitir algo diferente.

Porgy & Bess llegó en un momento en que Estados Unidos comenzaba a afirmar sus propias formas de arte, digamos, serias. Y en su composición, este compositor judío y de Nueva York buscó en la cultura negra del sur la oportunidad de desarrollar un nuevo híbrido musical único. Summertime, junto con muchas otras de las canciones inolvidables de Gershwin, cultivó ese suelo fértil que ha dado lugar a innumerables y maravillosos florecimientos musicales que retroalimentan el jazz, el blues, el pop, Broadway y mucho más.

La historia detrás de la ópera comienza en 1926, cuando el popular compositor  leyó la novela de DuBose Heyward, "Porgy". Y escribió a Heyward inmediartamente, con la idea de escribir una ópera. Pero no fue hasta 1933 que Gershwin, su hermano letrista Ira y Heyward comenzaron su colaboración. El trabajo fue radical en varios sentidos: Gershwin quería crear una ópera imitando la tradición europea, pero tomando prestado del blues, el jazz y los espirituales afroamericanos, así como de la vida y el lenguaje de los negros en Carolina del Sur. Más allá de eso, insistió en que la primera producción contara con un elenco completamente negro, un gesto de construcción de puentes que lanzó varias carreras operísticas brillantes.

Siguiendo con la proyección de la famosa canción, en marzo de 1959 Columbia Records lanza el álbum “Porgy and Bess” un álbum de estudio del músico de jazz Miles Davis. El álbum incluye arreglos de Davis y su colaborador Gil Evans. Es la segunda colaboración entre Davis y Evans y cosechó muchos elogios de la crítica desde su lanzamiento, siendo reconocida por los críticos de música como la mejor de sus colaboraciones. Los críticos de jazz han considerado que el álbum es histórico y su versión de Summertime una de las más aplaudidas.


Pero si de gran éxito comercial tenemos que hablar, no sería hasta la versión de 1966 de Billy Stewart cuando la canción llegó al décimo puesto de la lista Billboard Hot 100, que mide las canciones más importantes y vendidas de cada semana en Estados Unidos. Curiosamente, la versión de Stewart era la que aportaba una mayor novedad al clásico, a la que añadía una musicalidad mucho más rítmica.

Con esta pequeña muestra de versiones habéis podido comprobar cómo a lo largo de este período de la historia musical los temas y melodías de Summertime fueron deformados, transformados y remodelados por cada músico, artista o compositor que se atrevió a ofrecernos su propia contribución a esta gran obra. Algunos de los grandes músicos de la historia moderna se obsesionaron con esta canción en un momento de su carrera porque como ,dice el profesor de la Universidad de Chichester, Ben Hall, "la ambigüedad tonal en su corazón significa que cuando una versión de Summertime termina, instintivamente esperas a que emerja la siguiente. No tiene fin".

El éxito de Summertime no se detuvo en Estados Unidos. En los años 70, la canción había viajado a Jamaica y pronto se lanzó esta versión reggae de BB SeatonPodría seguir hasta la eternidad. La canción más versionada del mundo podría hacer inacabable esta entrada. Para los más curiosos, aquí hay os dejo una selección que demuestra la versatilidad de la canción. Cada nombre es una versión; todos los géneros, todos los estilos han versionado esta canción.

Kat Edmonson parece llevar a Billie Holiday al mundo moderno y pasa inteligentemente a otro clásico, Feelin 'Good.

Jimmy Ricks and the Ravens  ofrecen esta versión armónica de R&B muy vibrante.

El legendario saxofonista  John Coltrane la convirtió en un entrenamiento de jazz moderno típicamente intransigente.

El virtuoso de la armónica  Larry Adler  (que tocó con Gershwin en su juventud) trajo a Peter Gabriel para esta interpretación tierna y respetuosa.

Angelique Kidjo  hábilmente ilumina la canción con una luz africana moderna.

Doc Watson  ofrece esta interpretación de bluegrass.

También fue grabado por REM  para sus fans más dedicados.

Morcheeba  le da un ritmo relajado.

Rita Reys  empuja y tira de la melodía de muchas formas divertidas.

Norah Jones y Marian McPartland aquí tocan a dúo con la voz de Norah. Una gran versión.

En el Broadway's Best 2007, Jill Scott y George Benson interpretaron esta electrizante versión

Willie Nelson le da un giro totalmente moderno e inusual.

Versión de Fun Boy Three que se inspira en la influencia del ska y el ritmo del reggae.

The Marcel convierten la canción en doo-wop. La verdad; suena raro.

The Zombies, presentan un teclado psicodélico de manera prominente a lo largo de la canción. El vídeo aporta incluso los gritos de las histéricas fans.

En el cine, Summertime se puede escuchar en las bandas sonoras de un buen montón de películas: Rapsodia en blueÉrase una vez en América. Extraño vínculo de sangreThe War (La guerra)Algo pasa con MaryLa guerra de HartPegado a tiAsuntos de familiaFuera del cuerpoLa banda nos visita, y El primer día del resto de tu vida.

Summertime  seguirá formando parte del pasado, del presente y del futuro de la música. Las contribuciones hechas a esta canción en estilo y técnica continúan redefiniéndo a músicos y cantantes de los todos los géneros. Después de escuchar estas versiones, podemos apreciar claramente cómo hay temas que evolucionan a la par que lo hace la própia música en cada momento. Quizás haya quien tenga la sensación  de que alguna versión que conoce se ha quedado en el tintero. Si ese es el caso, no dudéis en compartirlo con nosotros. 

Buenas noches. Bona nit. Καληνύχτα. مَساءُ الخَير . Gabon. 굿나잇. Boas noites. 晚安 Bonne nuit グッドナイト    Buonanotte. לילה טוב.  Oíche mhaith. Wengi alus. Bones nueches. اچھا شام Noson dda. Good night. Спокойной ночи. Guten Abend. শুভ রাত্রি. Laku noć. Bon lannwit. Fie.

Fuentes consultadas además de los enlaces.

https://www.classicjazzstandards.com/canciones/summertime/

https://www.senalmemoria.co/articulos/summertime-una-cancion-con-miles-de-versiones

http://fexmaldonado.es/cine-series-y-musica/melodias-con-historia-summertime/

https://oscarperdomoleon.com/2012/10/16/seis-bellas-versiones-de-summertime/