domingo, 30 de octubre de 2011

Pau Casals - El Cant dels Ocells

La melancolía y la noche

“La música, aquest meravellós llenguatge universal, hauria de ser font de comunicació entre tots els homes”
Pau Casals

Un violonchelo se escucha en ese templo del recuerdo que es youtube. Es Pau Casal, tocando ese instrumento que tiene la anatomía de la melancolía, por la textura de su sonido, casi humano, que es, sin ser. Sus cuerdas, como la vida misma, necesitan ser frotadas para emitir sonidos.
Pau Casals es sin miedo a equivocarme uno de los personajes que más ha contribuido a extender la voz de Cataluña por todo el mundo. En los años previos a nuestra guerra civil fue una persona muy implicada con el movimiento catalanista, progresista y, republicano. Durante el cruento exilio que como miles y miles de patriotas tuvo que sufrir, Casals continuó siendo una persona comprometida con los derechos humanos y nacionales, la viva imagen de que, en contra de lo que dicen algunos, se puede ser catalán y universal; que se puede sentir la patria y ser del mundo.

A lo largo de su vida,  Pau Casals luchó constantemente por los valores de la Paz, la Justicia y la Libertad. En 1971, en reconocimiento a su actitud, el secretario general de las Naciones Unidas, U-Thant, le otorgó la Medalla de la Paz. El discurso que pronunció Pau Casals en agradecimiento a dicha distinción y su ulterior interpretación de El cant dels ocells constan como uno de los testimonios más impresionantes de su dimensión humana.

PALABRAS DE PAU CASALS EN LA ONU - 24 DE OCTUBRE DE 1971

Éste es el mayor honor que he recibido en mi vida. La paz ha sido siempre mi mayor preocupación. Ya en mi infancia aprendí a amarla. Mi madre - una mujer excepcional, genial -, cuando yo era chico, ya me hablaba de la paz, porque en aquellos tiempos también había muchas guerras. Además, soy catalán. Cataluña tuvo el primer Parlamento democrático, mucho antes que Inglaterra. Y fue en mi país donde hubo las primeras naciones unidas. En aquel tiempo -siglo XI- se reunieron en Tolouges -hoy Francia- para hablar de la paz, porque los catalanes de aquel tiempo ya estaban en contra, en CONTRA de la guerra. Por ello, las Naciones Unidas, que trabajan únicamente por el ideal de la paz, están en mi corazón, porque todo lo referente a la paz le llega directamente (...)

Hace muchos años que no toco el violonchelo en público, pero creo que debo hacerlo en esta ocasión. Tocaré una melodía del folclore catalán: El cant dels ocells (El canto de los pájaros). Los pájaros, cuando están en el cielo, van cantando:"Peace, peace, peace" (paz, paz, paz) y es una melodía que Bach, Beethoven y todos los grandes habrían admirado y querido. Y, además, nace del alma de mi pueblo, Cataluña.


El Cant dels Ocells es una melodía perfecta e indescriptible. Interpretada como un canto de ira contenida contra el franquismo y de la añoranza que sentía de esta tierra, esta obra sublime ha sido una embajadora de paz por todo el mundo.

Os propongo escuchar esta interpretación del maestro, en su casa, acompañada de su mujer. Su forma de tocar enternece tanto como la propia figura de un hombre sabio que supo amar su cultura y raíces sin olvidarse nunca de guardar una porción de su amor para el resto del mundo, en toda su inmensidad.


A continuación, una fantástica interpretación del tenor Josep Carreras y el cantante universal Lluís Llach en el Palau de  Sant Jordi, el 29 de diciembre de 2002 un concierto extraordinario ante 12.000 espectadores, donde ambos unían sus voces para cantar por la paz

"Los catalanes tenemos el honor de poseer en nuestro patrimonio musical uno de los símbolos universales de la paz. Por medio de Pau Casals," El cant dels ocells "es para todo el mundo una referencia musical casi única. Para todos vosotros - y por la paz - cantaremos El canto de los pájaros. "


Para acabar, una emocionante y sublime Victoria de los Ángeles en la ceremonia de clausura de los Juegos Olimpicos de Barcelona 1992, los mejores juegos de toda la historia de las Olimpiadas. El sonido no es muy bueno pero cualquiera puede entender lo que sentimos los catalanes al escucharla.




Que la melancolía os acompañe.

martes, 25 de octubre de 2011

Manuel Gerena

El cante incorruptible. La voz prohibida


Hacer croquetas me conecta con una parte de mi inerior, el más cálido y amable, me han dicho esta noche. No sé si es verdad pero mientras las hacía, iba cayendo la noche, una la luz amarillenta se reflejaba en la madera de las paredes de mi casa y mi hija estudiaba griego a mis espaldas. He tenido una entrañable sensación de hogar. Echo de menos a mi hijo.

Que Raimon fuera la otra noche el vehículo de mi alegría compartida con el pueblo vasco me hizo recordar a este cantautor, voz perseguida durante el franquismo que sigue enarbolando su hondo mensaje:  Manuel Gerena  
En esta España envidiosa y desmemoriada, Gerena es otro de los grandes cantantes injustamente olvidados, a pesar de haber sido el cantaor flamenco más perseguido y censurado por la dictadura de Franco y uno de los artistas, en general, que más veces vio suspendidos sus espectáculos. Sin embargo, una vez conquistadas las libertades, los mismos que antaño lo admiraban pasaron a ejercer otro tipo de censura más sutil: se negaron a contratarlo, esto es, lo silenciaron. Los flamencólogos al uso le negaban el pan y la sal. Era un proscrito. Nunca estaba en el cartel de ninguno de los festivales flamencos que se organizaban por toda Andalucía y por la Andalucía de Cataluña y de los pueblos del cinturón industrial de Madrid. 
El pasado 16 de octubre tuvo lugar en Morón de la Frontera un concierto de Gerena para presentar su libro "A contracorriente por la dignidad". Dignidad es una palabra que para mí, particularmente, tiene mucho valor. Mis amigos más íntimos saben a qué me refiero.
Esta Nana del Despertar tiene para nosotros un valor incalculable.  Nuestro hijo aún no había nacido y ya le queríamos. Sólo hace falta ser madre o padre y de izquierdas para entender lo que se siente al oír la nana de un cantaor de militancia comunista que vendía miles de discos y libros, y que era capaz de arrastrar tras de sí y por igual al pueblo llano y sencillo y a la intelectualidad de la época, sobre todo a la que le había plantado cara al franquismo. En el video, el que podría ser nuestro vinilo y nuestro plato. Escuchadla y emocionaos como lo seguimos haciendo nosotros por mucho que veamos a Izan crecer.
Con motivo del centenario de la muerte de Miguel Hernández, el cantautor publicó el disco “Manuel Gerena canta con Miguel Hernández”

DEL INTERIOR DEL DISCO
Allí, en ese reino donde el poema se confunde con una vibración de cuerda o de garganta, entre la grama y la piedra, el sudor y la piel, allí mismo, entre planetas y olivos, Manuel Gerena y Miguel Hernández se encontraron por fin después de tantos años.
Del poeta oriolano, desaparecido a los 32 años en la penitenciaría de Alicante, allá por 1942, nos ha quedado su obra carnal y luminosa, el legado de su verbo como un abrevadero al que de vez en cuando acudimos para purgarnos el espíritu.
A Gerena le tenemos aún para deleite de nuestro oído y nuestra sangre. Su voz lleva más de treinta años extendiéndose en el aire como hojas de parra o como ropa al viento.
Seguro estoy de que este feliz encuentro de raíces (la de Miguel y Manuel) tendrá el destino de las bocas sedientas, de las manos que laten al ritmo de la sangre, de los dedos que surgen de la tierra al fin para amarrar un sueño.

El flamenco y la poesía vuelven a estar de enhorabuena.

José Luís Ferris
Poeta y escritor. Premio Azorín de novela 1999.
Miembro de la Fundación Cultural Miguel Hernán



El cantautor y el poeta nos ofrecen esta versión de Vientos del pueblo me llevan.




En mayo de 2010, el PCE organizó un homenaje a Caballero Bonald en el que participó Manuel Gerena y cantó ante más de 600 personas. 




El tiempo pasa y, posiblemente, nunca se le otorgará el reconocimiento que se merece ya que, como poco, ha contribuido durante muchos años a situarnos en el mapa nacional. Junto con sus grandes méritos artísticos, se le debe una importarte contribución a la difusión y conocimiento del flamenco por parte de sectores que estaban ajenos al mismo así como la apertura armoniosa a otras músicas que han servido para engrandecerlo. Sirvan mis palabras de reconocimiento infinito.

jueves, 20 de octubre de 2011

Raimon- Pais Basc

Por fin la Paz. GORA EUSKADI ASKATUTA!!



Pocos minutos después de las 7 de la tarde de este jueves llegó la noticia que ha convertido al 20 de octubre, para siempre, en una fecha histórica. ETA ha comunicado por fin el cese definitivo de la violencia.

Después de tantas esperanzas de Paz truncadas una y otra vez, por fin esta esperada noticia. Después de tantísimos despertares con noticias demoledoras, esta noche nos iremos a dormir con una paloma roja blanca y verde revoloteando sobre ustros sueños.




El 18 de mayo de 1968, Madrid, el Madrid que ahora es el de la “Espe”, entonces era la ciudad  del espíritu libre de los españoles que se enfrentaron a la dictadura franquista y la retaron acudiendo a un multitudinario recital interpretado en catalán por el cantautor valenciano Raimon.
Fue en la Facultad de Económicas y quedó sellado en las memorias de los que se la jugaron y salieron a la calle para, al son del estribillo 'Al vent'  plantar cara al régimen del dictador Franco.

Ocho años después, el año 76, fue un año de durísima represión policial, con la huelga casi general que había en las principales ciudades, las manifestaciones pro-amnistía y, por si fuera poco, los atentados de ambos signos que no hacían presagiar un buen desenlace al cambio democrático. En este marco revuelto es en el que Raimon pretende hacer cuatro recitales en Madrid, siendo un disco el testimonio sonoro del primero de ellos, el único que se celebró, en el que se intentó simbolizar la unidad de las fuerzas políticas de izquierdas. 

 “Per unes guantes hores ens varem sentir lliures
i qui ha sentit la Llibertat té més forces per viure”

En este tema, País Basc, la lucha del pueblo vasco era aplaudida por los asistentes igual que lo era en todas las manifestaciones.  Años después, en el 1997 esta misma canción fue abucheada por los madrileños que asistieron.
El país ya no era el mismo. Nunca lo será, pero esta noche he recuperado la sensación que vivíamos entonces.

domingo, 16 de octubre de 2011

RyuichIi Sakamoto

El pianista que dejó su alma en un glaciar para no aburrirse

Esta noche, aunque parezca extraño, no sé cómo empezar. Me gustaría que el batiburrillo de sensaciones y sentimientos acumulados esta semana se ordenaran por si solos, sin necesidad de pensar en ello, y se convirtieran en las palabras que ilustraran la música nocturna.




Durante la preparación del homenaje que el pasado jueves 13 de octubre dedicamos en el Auditori de Granollers a nuestro querido Simón Rosado teníamos que grabar mi voz leyendo su biografía. Por ello pensamos en la necesidad de una música de fondo que me acompañase. Jesús, acertadamente como casi siempre, eligió al inigualable Sakamoto. Cuántas veces nos hemos preguntado por qué hemos ignorado durante tanto tiempo a este hombre que además de deleitarnos con su música tiene una elaboradísima puesta en escena gracias a un elaborado diseño de iluminación.



El conjunto voz, imágenes y música de nuestro video fue espectacular. Al regresar de Granollers, exultantes por cómo había ido todo, en la radio de mi cocina se podía escuchar “Cuando los elefantes sueñan con la música”, de Radio 3. Su presentador, Carlos Galilea, nos ofrecía un excelente programa llamado Apuntes de Ryuichi Sakamoto con fragmentos de su libro 'La música os hará libres. Apuntes de una vida' pudimos escuchar obras de sus discos “Smoochy”, “Playing the piano”, “1996” “Out of noise” y “Casa”.  (os aconsejo que cliquéis en el enlace para deleitaros con el postcast) Para acabar de rematar el tema, hoy he sabido que el maravilloso pianista actuará el 18 de noviembre en el Palau de la Música dentro de la programación del Festival de Jazz de Barcelona. Lástima que la crisis y los recortes habidos y por venir, no me permitan darme el gusto de verlo en directo. Todo ello era, ahora lo sé, el preludio de una noche triste ante la pérdida de dos seres queridos en menos de veinticuatro horas, algo que me ha empujado a elegir a Ryuichi Sakamoto como portavoz de nuestro pesar. 




Es difícil escribir algo que valga la pena ser leído sobre este excepcional compositor, del que se ha dicho todo, seguramente por ser un hombre adelantado a su tiempo ya cuando formaba parte del trío Yellow Magic Orchestra, convirtiéndose en uno de los padres de la música electrónica. Tras su apariencia frágil e introvertida, descubrimos un artista sólido como pocos, con una intuición creativa pura, sin estridencias, despojado de prejuicios. Podríamos decir que tiene un sentido infantil, “travieso”, de la música: todo vale, todo es posible… Sus grandes influencias reconocidas y conocidas por todos, Bach, Debussy y los Beatles, hablan por sí solas. 




Este hombre menudo y elegante que gusta vestir a la última, presume de una gran capacidad de trabajo. Una gran verdad, sin duda. A lo largo de su densa carrera musical, Sakamoto se ha curtido en un sinfín de viajes musicales, trabajos experimentales en los que sus notas al piano son transformadas en bits electrónicos.  Aquí tenéis una visualización para el Tour INSEN junto a Alva Noto en 2005 en el que cada golpe de una tecla Sakamoto que envia una señal MIDI al 
al Yamaha Disklavier ofreciendo al azar en la pantalla un ajuste de patrones predefinidos.




También ha experimentado con la bossa nova, ha compuesto para anuncios publicitarios y ha colaborado con numerosos músicos de todos los lugares y todos los pelajes: Clásicos, Dj’s,  étnicos, etc.. Sin olvidar, claro está, sus bandas sonoras inolvidables: El último emperador, Tacones lejanos y Feliz Navidad, Mr. Lawrence.



La bestia negra de Sakamoto, según sus propias palabras, es el aburrimiento. Ha llegado a decir que se aburriría si tocase siempre el mismo repertorio, de ahí que suela subir al escenario con unas 60 partituras y una lista sin determinar. Cuentan que el adolescente Ryuichi tomaba el tren cada mañana para ir al instituto. Durante el trayecto, se distraía discerniendo todos y cada uno de los sonidos que podían escucharse en el vagón. Carraspeos de pasajeros, la vibración de las ventanas, el traqueteo en las vías. Cada día, escuchaba algo nuevo. Esta forma de matar el aburrimiento fue la semilla de su obra “Out of Noise” un disco que, según él mismo ha asegurado, reflejaba su estado anímico.




"Grabé sobre un glaciar y debajo del Océano Ártico. Tengo la sensación de que dejé mi alma en ese glaciar y me está llamando para que vuelva a recuperarla".

sábado, 8 de octubre de 2011

Janis Joplin

Esta noche quiero gritar

Siempre me ha fascinado Janis Joplin, la cantante blanca con alma de negra, su voz rasgada y su personalidad atormentada que amaba la Libertad. Un genio con una vida marcada por las desgracias y el desamparo. La soledad y la inseguridad le llevaron a los 17 años a sentir de pronto la tristeza, "los blues". Y perdió la batalla que entabló por ser feliz: nunca lo consiguió. Como Jimi Hendrix, Jim Morrison o Brian Jones, Janis dejó la vida demasiado pronto. O la Vida la dejó a ella. La estrella solitaria que brilló intensísimamente en el firmamento del rock se fue apagando por culpa de las drogas y el alcohol. El pasado 4 de octubre hizo 41 años de su muerte.

Su canción Cry baby es un grito de socorro desgarrador, un profundo llanto reclamando cariño y amor. He oído esta canción cientos de veces, y aún me sigue poniendo los pelos de punta.



Llora nene, llora nene, llora nene,
Cariño, bienvenido de nuevo a casa,
Ya sé que ella te dijo, cariño,
Ya sé que ella te dijo que te amaba mucho más que yo
Sí, lo único que sé es que ella te dejó
Y tú juras que no sabes por qué,
Pero sabes, cariño, que siempre, siempre estaré cerca
En caso de que me quieras,
Vamos y llora, llora nene, llora nene, llora nene,
Oh, cariño, bienvenido de nuevo a casa

¿No sabes, cariño,
Que nadie te amará nunca como yo trato de hacerlo?
¿Quién aliviará todo tu dolor, cariño, y también toda tu angustia?
Pero si tú me necesitas, sabes que siempre estaré cerca
En caso de que me quieras, vamos y llora, llora nene,
Llora nene, llora nene, como siempre dices que haces

Y cuando vagabas por todo el mundo, chico,
Decías que tratabas de encontrar el final del camino,
Después podrías descubrir que el camino acaba en Detroit
Cariño, el camino también puede acabar en Katmandú,
Puedes ir por todo el mundo
Tratando de encontrar algo que hacer con tu vida, nene,
Cuando en realidad sólo has de hacer una cosa bien
Sólo tienes que hacer una cosa bien en este mundo,
Nene, tienes una mujer esperándote aquí
Lo único que tienes que hacer
Es ser por una vez un buen hombre con una mujer
Y ese será el final del camino, nene

Sé que tienes más lágrimas para compartir, nene,
Así que vamos, vamos, vamos, vamos, vamos,
Y llora, llora nene, llora nene, llora nene,
Oh, ¿nunca te sentiste un poco solo, querido?
Quiero que vayamos, que vayamos ahora con tu mamá
Y si alguna vez quieres un poco de amor de una mujer
Ven nene, nene, nene, nene, llora nene.

La amiga de los negros, como la llamaban despectivamente sus amigos de clase, vivió a tope, con prisa y sin pausa.



Janis tiene una versión muy especial Summertime que hizo cambiar el sentido de canción de cuna con el que fue compuesta originalmente una aria de la opera “Porgy an Bess” compuesta en los 30 por George Gershwin, Ira Gershwin y Dubose Heyward el autor de la novela Porgy en la que se basa la opera. Summertime es un lamento bastante sensual complementado de forma extraordinaria con la ronca voz de Janis. 



Esta extraordinaria cantante era dueña de una pasional voz capaz de cortar la respiración. Cuando su garganta rompía a cantar encerrando su llanto de blues, rezumando soledad y dolor, sobrecogía el corazón. Cada noche hago el amor con 25.000 personas en el escenario y luego me vuelvo sola a casa”.
Piece Of My Heart es uno de sus temas más famosos y una de sus piezas de “marca”. La grabó en marzo de 1968 y apareció por primera vez en el mítico “Cheap Thrills”. No obstante, la versión original es la que grabó un año antes Erma Franklin, la hermana mayor de Aretha.



A las seis semanas de su muerte, vio la luz el disco “Pearl”, que fue un éxito y se mantuvo en el número uno de ventas durante 14 semanas. El disco rinde dos homenajes: el tema “Mercedes Benz” a capela, la última canción que Janis grabó y la canción Buried Alive in the Blues sólo con música, sin la voz de Janis que habría debido cantarla. Dejó en testamento 10.000 dólares a sus amigos para que celebraran su muerte con una fiesta salvaje.



Hay muchas versiones sobre su muerte: unas más dulces y condescendientes; otras más siniestras. Pero, como leí el día del aniversario de su muerte en ABC “lo que cuenta es que las cenizas de Janis fueron aventadas sobre el Océano Pacífico y algunas noches de verano y de luna llena, desde el fondo del mar emerge una sirena con los antebrazos jodidos de verdad por los pinchazos, y que una voz que surgen de lo más hondo de la Tierra conmueve incluso a los tiburones”
La voz de Janis Joplin resuena esta noche en mi interior como un cincel recordando que estoy viva, que puedo sentir amor, dolor o algo distinto.

lunes, 3 de octubre de 2011

Ella Fitzgerald - Blue Moon

Al final del día
espero la luz de la luna.
Los viejos sueños se desvanecen,
pero los nuevos sueños vendrán con
la nueva luz.

La luna, objeto mágico de la naturaleza. Su descubrimiento y conquista es símbolo de progreso de la humanidad. Aludimos a ella para encontrar explicaciones a fenómenos naturales. Si está llena, creciente o menguante decimos que pasan cosas diferentes. Nos da explicaciones sobre los embarazos y partos; sobre la pesca, sobre el estado del mar, sobre los estados de ánimo y sobre fenómenos sobrenaturales como el hombre lobo o los vampiros. También la utilizamos para describir algunos comportamientos humanos.: "Está de mala luna", "está en la luna", "tiene cara de luna llena", decimos cuando alguien está de mal humor, está distraído o parece feliz.
Cuenta una leyenda popular que un día hubo alguien que, al ver reflejada la luna en el río, tomó un canasto para tratar de recogerla, pensando que estaba dentro del agua. Como es evidente, el ingenuo y soñador pescador no pudo meter "la lluna en un cove", como decimos en Catalunya, tan sólo recoger agua, mientras que la luna seguía en su sitio, inmutable.


Blue Moon es una de mis pasiones musicales. Jesús no llegó a recopilar tantas versiones como de Ower the Rainbow pero se acercó. Unas cincuenta y tantas tengo en dos CD. Durante años busqué algún video de la magnífica interpretación que hizo Ella Fitzgerald en el Festival de Vitoria de 1983. Y la encontré. Después de darle cientos de vueltas a Youtube la encontré. El 5 de julio de 2009, la encontré. Años y años oyendo la grabación casera de Radio 3 y, por fin, conseguí la imagen de aquel concierto memorable. Sin embargo, ya no está. La cuenta asociada al video ya no existe. Se han llevado un trocito de nuestra historia, Jesús.
Duke Ellington, en su majestuoso “Portrait of Ella Fitzgerald” retrato musical de la que ha sido considerada la Primera Dama del jazz, definió así el arte de esta mujer excepcional: "Ella Fitgerald no se puede definir; está más allá de cualquier categoría”.

Ella nació el 25 de abril de 1917 en Newport New (Virginia) y comenzó su andar musical en 1934 cuando, animada por su madre, se presentó a concursar como bailarina en el “Amateur Night Show” del Theatre Apollo de Harlem.  Cuando sale a escena, paralizada por el miedo, comienza a cantar. Todos los presentes quedaron entusiasmados por esa joven de 16 años que cantaba con naturalidad, frescura, y además con un sentido del ritmo envidiable. Su actuación fue un autentico triunfo; se lleva el primer premio y tiene la suerte de que entre los presentes aquella noche en el Apollo, estaba otro personaje de la música: Benny Carter. A partir de ese momento su ascenso es imparable.


BLUE MOON
Luna triste
tú me viste sola,
sin un sueño en mi corazón,
sin un amor en mí.

Luna triste,
tu sabías porqué estaba ahí,
tú me escuchaste rezar,
por alguien que pudiera cuidarme.
Y entonces apareció ante mí,
el único que mis brazos abrazaron.
He oído que alguien susurra: "por favor, adórame",
y cuando miré, la luna se había vuelto dorada.

Luna triste,
ahora ya no estoy sola,
sin un sueño en mi corazón,
sin un amor en mí.

Y entonces apareció ante mí,
el único que mis brazos abrazaron.
He oído que alguien susurra: "por favor, adórame",
y cuando miré, la luna se había vuelto dorada.

Luna triste,
ahora ya no estoy sola,
sin un sueño en mi corazón,
sin un amor en mí.

Esta maravilla, un clásico de la historia de la música del siglo XX, una de las canciones más versionadas en todos los estilos fue compuesta en 1934 por Richard Rodgers y Lorenz Hart. La expresión "Blue moon" probablemente se refiere a la la segunda luna llena pero evidentemente se juega con el término "triste" (blue) para reforzar el concepto de balada que quiere transmitir la canción. Desde 1934 se han sucedido innumerables versiones, todas distintas. Como es costumbre en este espacio, he seleccionado una pequeña muestra. En unas encontraréis el espíritu con el que fue compuesta la canción; otras son tan originales que no he podido resistirme a compartirlas aquí.


A continuación, una versión alternativa y novedosa que en 1961 grabaron The Marcels, un famoso grupo "doo-wop"
Un periodista describió a Diane Shaw con mucho acierto como "la cantante desconocida más famosa del Reino Unido". Porque esta maravillosa cantante fue el alma, durante más de una década, de su famoso show "Motown" en el que, con un entusiasmo y energía poco habituales,  interpretaba canciones soul de los sesenta y setenta. En 2008 editó Jazz Nites, un esplendido disco de versiones de algunos de los standards de jazz más famosos de todos los tiempos. Clásicos atemporales, como este Blue Moon interpretado en su propio e inimitable estilo.

A continuación podéis escucharlo en la voz de Dean Martin en un divertido show para la televisión.


Intentaba expresar alguna idea sobre el estilo con el que Nat King Cole interpreta el tema de esta noche pero, a fin de cuentas, qué más se puede decir excepto que es el estilo... Nat King Cole.


Pero si alguien quiere una versión de Blue Moon totalmente original no se puede perder esta maravilla del virtuoso Stephane Grappelli.

Y para acabar, la interpretación swing de "la voz".Frank Sinatra.


Hasta que de pronto, él me pregunto:

Era bella, ¿no es verdad?
"más que la luna" - dije yo -, y él sonrío.