domingo, 12 de febrero de 2017

Amazing Grace

Maravillosa Gracia / (Eso es dulce para escucharlo) / Que salvó a un miserable como yo. / He estado perdido, / pero ahora encontrado a mí mismo, / yo era ciego y ahora veo”.

¿Quién no ha escuchado alguna vez esta emblemática canción? Es conocida no sólo dentro de los medios religiosos, sino también, ampliamente, dentro del ámbito secular. Y eso es así porque Amazing Grace es uno de los himnos más populares del idioma inglés. En la parte inferior de la foto, se lee el primer verso, exactamente lo que Barack Obama cantó en el funeral de las víctimas de la matanza de Charleston, el 17 de junio de 2015.
  
Yo la conocí a través de Judy Collins en 1993 y desde entonces me persigue. Se escucha en todas partes: en series, en anuncios, en películas… 


Lo más interesante es cómo se escribió esta canción, una historia tan fantástica que acabó siendo tema de un musical de Broadway. La primera estrofa describe una noche de tormenta en un barco de esclavos, durante el cual el autor de la canción, John Newton, se convirtió al cristianismo

En la noche del 10 de mayo de 1748, la tormenta golpeó el barco, así que John Newton había salido de la cubierta. El marinero que tomó su lugar fue arrojado por la borda. En su desesperación, se llegó a la conclusión de que hay vidas podrían salvarse sólo por la gracia de Dios y se comprometió a dedicar su vida a profesar el cristianismo caso de salir con vida.

La realidad fue que el marinero cumplió su promesa. Estudió como autodidacta, latín, griego y hebreo. Se acercó al entonces líder de la Iglesia Metodista Calvinista George Whitefield y se reunió con el fundador del metodismo, John Wesley. Se convirtió en pastor y trató de ser arzobispo, pero su nombre fue rechazado debido a su pasado que, además de incluir el comercio de esclavos, fue marcado por una vida, tal como define el propio John Newton, desgraciada y libertina.

La prueba del particular sentido del humor del destino de este hombre es que el trabajo del antiguo comerciante de esclavos influyó en el líder del movimiento por la abolición de la esclavitud en Inglaterra, William Wilberforce. La vida de este activista fue plasmada en el film "Amazing Grace”.

John Newton se convirtió en el líder de la iglesia Woolnoth St. Mary en Londres, que todavía existe hoy en día. También realizó un trabajo muy productivo como un predicador itinerante, escritor de himnos, compilador de letras de himnos, escritor de un periódico religioso y autor de numerosas cartas.


"Amazing Grace" es, pues, la más conocida de sus inspiradoras composiciones, la cual vio la luz para ilustrar un sermón en el día de Año Nuevo de 1773. Seis años después de su creación, este poema fue impreso y publicado por primera vez en 1779 como parte del libro o compendio de poemas e himnos llamado "Himnos de Olney", de Newton y Cowper. Era el himno número 41 de la primera sección del libro, bajo el encabezado "Faith's Review and Expectative" ("Reseña y Expectativa de la Fe"). Posteriormente se le llegó a conocer como "Amazing Grace", en base a su frase inicial. El gran misterio de la canción es la melodía. No se sabe si había música para acompañar los versos, puesto que pudo ser recitado por los feligreses sin melodía. Algunos dicen que fue una canción tradicional de la época y otros que la melodía fue creada por los esclavos en África que tienen que cantar los versos de John Newton.

La letra de "Amazing Grace" ha sido adaptada a más de veinte melodías. No era raro en ese entonces que una misma letra de un himno religioso fuese cantada con diversas melodías. Por eso circularon durante un tiempo muchas diferentes versiones musicales de ese himno.

Amazing Grace saltó la categoría de himno para la música popular de contenido político en los Estados Unidos. Fue grabado por Mahalia Jackson en 1947 y luego se usa en la década de 1960 como una canción cantada en las manifestaciones por la igualdad de derechos civiles entre negros y blancos y en contra de la guerra en Vietnam.



Son cientos las versiones de esta canción. Elegir una muestra no es nada sencillo. Yo he elegido unas cuantas. La de Aretha porque me parece sublime. El resto porque forman un buen mosaico de lo que esta canción ha significado y significa en la historia de la música. Espero que si tenéis una versión que os gusta mucho la compartáis con nosotros.


Y para acabar, esta maravilla al saxo de Robert Williams . Buenas noches. Bona nit. Καληνύχτα. مَساءُ الخَير . Gabon. 굿나잇. Boas noites. 晚安 グッドナイト    Buonanotte. לילה טוב



Nada más piblicar esta entrada, mi buen amigo Pedro Ignacio Tofiño nos propone estas maravilla. La flauta india es imposible definirla. Gracias, Pedro; de corazón.



domingo, 29 de enero de 2017

Damien Rice: "O"

La melancolía hecha música

“Si entras en una canción de Damien Rice, no podrás salir de ella. Es un hecho científico” nos dice Fernando Navarro en su Recetario de Canciones del diario El País.

Y es que Damien Rice es una especie de hechicero de los sentimientos. Necesita muy poco para provocar muchísimo. Como por arte de magia, llega a un lugar al que muy pocos llegan, a ese punto indescifrable donde sucede la mayor intensidad de la vida. Arrasa las emociones con canciones de folk sencillas, pero tremendamente espirituales. Yo lo conocí hace mucho tiempo, antes de la creación de este blog, gracias mi amigo, el músico y compositor Pep Lladó. Algún día le debería dedicar una entrada pero,no sé, tengo miedo de que se me rompa. Pep es demasiado para mí como para atreverme a hablar de él. Esta noche da un concierto en Harlem Jazz Club para presentar su disco “Después de la Rumba”, al que no he podido ir. Una pena.
En fin. Vayamos a lo nuestro. Os dejo con nuestro compositor irlandés de esta noche, espero que os guste.


Pero volvamos a nuestro compositor irlandés de esta noche. Damien Rice hace mucho que se refugia en Islandia, donde halla inspiración y sosiego entre la naturaleza salvaje y los ríos de aguas calientes. Difícil de alcanzar, serio y fascinante, Rice tiene el poder de hacer que se sientan escalofríos por la columna vertebral con sus inquietantes canciones, moviéndose fluidamente de suavidad acústica a exuberante furia, provocando la emoción incluso de los más aficionados a la música. La voz de Damien Rice es tan sugerente y tan rica en matices que ella sola se bastaría para justificar un disco o una actuación en directo. 

Y es que este irlandés sabe modular la voz como una suave caricia, aunque a veces se permite, a medida que se acerca el final, explosiones de rabia, como un vendaval de dolores inconsolables que desgarran la serenidad de los primeros acordes. Rice se dio a conocer en 2004 con “Closer”, una controvertida película que fue su tarjeta de presentación con su canción The Blower’s Daughter. Esta canción debió componerla en un día de lluvia…


Para este su primer álbum formó un grupo de colaboradores, entre los que destaca por derecho propio Lisa Hannigan, segunda voz y ocasional guitarrista. Los otros miembros del grupo son Vyvienne Long, celista; Tom Osander, percusionista; y Shane Fitzsimons, bajista.

El álbum fue publicado el 1 de febrero del 2002 por la casa discográfica DRM, que pertenece al propio Damien Rice y producido en exclusiva por él mismo. Todas las canciones fueron compuestas y escritas por Rice Del álbum se extrajeron tres singles promocionales: The Blower’s Daughter, Cannonball y Volcano.


El álbum fue grabado con un estudio móvil en distintas casas, incluyendo la del propio Rice. Contiene un libreto de doce páginas con dibujos, fotografías, los títulos de crédito y fragmentos de las letras (en un orden distinto al del álbum). Los dibujos que aparecen en el libreto fueron realizados por Damien Rice y Lisa Hannigan. “O” fue publicado en cinco ocasiones. Su título tiene su origen en la  novela la Historia de O.

The Professor and la fille danse, una maravilla. Damien nos habla sobre el amor, las relaciones, y las 2 clases de personas que viven en un hombre.

"Loving is fine when you've plenty of time for walking on stilts at the edge of your mind" (Amar está muy bien cuando usted tiene un montón de tiempo para caminar sobre pilotes en el borde de su mente)


Delicate es la primera canción del disco, una delicadísima canción. Una canción acústica en la que apenas hacen acto de presencia un par de guitarras y cierta percusión.


Para acabar, I Remember una pieza bicefálica en toda regla, como dos canciones en una, como dos realidades unidas por el mismo cordón umbilical que no sólo los aproxima sino que los condena a la mutua soledad. En un primer momento, escuchamos la cálida voz de Lisa, narrándonos con dulzura recuerdos del pasado, tranquila, serena, enamorada. Y a partir del segundo minuto, irrumpe un Damien desesperado, henchido de una rabia incontenible, atormentado, y la pieza se transforma en una tormenta de ruidos y de tensión inasequible. Verdaderamente excepcional.


Estaréis de acuerdo conmigo que la integración de la voz de Rice con la guitarra acústica y los arreglos de cuerda es perfecta, hasta el punto de que no se echa en falta ningún otro instrumento. En su estilo minimalista encuentra su gran poder de evocación, y es que cuando hay talento pocos medios se necesitan para tocar la fibra sensible.

Buenas noches. Bona nit. Καληνύχτα. مَساءُ الخَير. Gabon. 굿나잇. Boas noites. 晚安 グッドナイト    Buonanotte. לילה טוב