sábado, 11 de marzo de 2017

Sona Jobarteh

La virtuosa de la kora

Llevo muchos días alejada de este espacio. Mi cita, habitualmente quincenal, se ha retrasado en exceso. Son momentos personalmente complicados y aunque la música se ha hecho más necesaria que nunca no he tenido ni el tiempo ni las fuerzas para dejarme llevar. Incapaz de escuchar nada, el silencio me ha acompañado días y días.  Pero cuando se tiene sed, qué mejor que beber agua. Para llenar el vacío que se ha ido creando en mi interior, esta noche he ido dando palos de ciego en este gran baúl que es internet hasta que, de pronto, me he encontrado con esta mujer, de la que desconocía por completo su existencia: Sona Jobarteh. Y confieso que al escuchar su música he quedado deslumbrada.


Buscando información he descubierto que a pesar de mi ignorancia tiene una larga carrera a sus espaldas (dio su primer concierto con 4 años). Nacida en Londres pero con fuertes raíces africanas Sona Jobarteh tuvo la valentía de romper la tradición machista que impide a las mujeres africanas tocar una serie de instrumentos reservados en exclusiva hasta ahora a los hombres. Nieta del maestro Amadu Banang Jobareth y prima de  Toumani Diabaté. el más conocido y considerado unos de los mejores interprete de kora del mundo que actualmente dirige el African Classical Music Ensemble., Sona es la primera mujer virtuoso de la kora, un instrumento que aprendió a tocar gracias a su hermano Tunde Jagede y luego por su padre, Sanjally Jobarteh. Juntos forman una de las familias de griots de mayor tradición en el oeste de África. El griot cuenta  historias como lo haría un poeta, un cantante de alabanzas o un músico ambulante. Un griot es un depósito de tradición oral.

La kora transciende muchas cosas a pesar de que es culturalmente un instrumento muy específico de un lugar. No hay muchas músicas a las que no se pueda incorporar. Me hace sentir plena, cálida y me da mucha emoción“ dijo en 2015 en una entrevista a la revista digital Miriko

Mujer de gran decisión y valentía, sin miedo a subirse al escenario en un mundo predominantemente masculino, la músico lanza un mensaje para cambiar el discurso de que la mujer sólo puede llegar a conseguir un éxito muy concreto. “Yo no quería que se me viese sólo por una cuestión de género. Yo quería ser simplemente una persona que tocaba la kora”. Sin embargo, abanderó temáticas relativas a las mujeres cuando se dio cuenta de “cómo la música afecta e inspira a otras. Cada vez me siento más cómoda con esa etiqueta”.

Con canciones como Musow (Mujeres) anima a la mujer africana a ser fuerte y plantar cara en un continente tan dominado por los hombres.


Sus composiciones, envueltas de sonidos occidentalizados hacen que su música cuente con un ritmo más arrimado al jazz, al funk. Una fórmula que estira los límites de la cultura griot. Podéis comprobarlo. 


Sona, artista inquieta a quien le gusta experimentar, es, además, una excelente vocalista y compositora que pesar de cursar estudios de cello y piano y tocar la guitarra, regresó a sus orígenes.  

En su ya larga trayectoria profesional ha colaborado con grandes nombres como Cassandra Wilson, Damon Albarn, Oumou Sangaré, Toumani Diabaté o la Royal Philharmonic Orchestra, entre otros músicos. También ha compuesto un par de bandas sonoras de documentales sobre África donde, buscando nuevas sonoridades, se inventó un instrumento nuevo, el nkoni, una mezcla entre la kora y el donso ngoni: algo así como un mix de arpa y guitarra a la africana. 

En su primer álbum en solitario (“Fasiya”, African Guild Records, 2011), tiene joyas como Mammuso, Mali Ni Ce o Saya.


Sin embargo, para mí entre todas sobresale Jarabi de Toumani Diabaté, un precioso e hipnótico tema tradicional de amor. Esta versión en directo para la BBC, acompañada por la guitarra de Femi Temowo y la percusión de Robert Fordjour, me encanta. 


Espero que mi retorno consiga, con ella, llenar de armonía vuestros sueños. Buenas noches. Bona nit. Καληνύχτα. مَساءُ الخَير . Gabon. 굿나잇. Boas noites. 晚安 グッドナイト    Buonanotte. לילה טוב

Fuentes
http://www.wiriko.org/musica-artes-escenicas/sona-jobarteh/
https://cancionesparaelfindesemana.wordpress.com/2015/10/09/578-sona-jobarteh-jarabi/

domingo, 12 de febrero de 2017

Amazing Grace

Maravillosa Gracia / (Eso es dulce para escucharlo) / Que salvó a un miserable como yo. / He estado perdido, / pero ahora encontrado a mí mismo, / yo era ciego y ahora veo”.

¿Quién no ha escuchado alguna vez esta emblemática canción? Es conocida no sólo dentro de los medios religiosos, sino también, ampliamente, dentro del ámbito secular. Y eso es así porque Amazing Grace es uno de los himnos más populares del idioma inglés. En la parte inferior de la foto, se lee el primer verso, exactamente lo que Barack Obama cantó en el funeral de las víctimas de la matanza de Charleston, el 17 de junio de 2015.
  
Yo la conocí a través de Judy Collins en 1993 y desde entonces me persigue. Se escucha en todas partes: en series, en anuncios, en películas… 


Lo más interesante es cómo se escribió esta canción, una historia tan fantástica que acabó siendo tema de un musical de Broadway. La primera estrofa describe una noche de tormenta en un barco de esclavos, durante el cual el autor de la canción, John Newton, se convirtió al cristianismo

En la noche del 10 de mayo de 1748, la tormenta golpeó el barco, así que John Newton había salido de la cubierta. El marinero que tomó su lugar fue arrojado por la borda. En su desesperación, se llegó a la conclusión de que hay vidas podrían salvarse sólo por la gracia de Dios y se comprometió a dedicar su vida a profesar el cristianismo caso de salir con vida.

La realidad fue que el marinero cumplió su promesa. Estudió como autodidacta, latín, griego y hebreo. Se acercó al entonces líder de la Iglesia Metodista Calvinista George Whitefield y se reunió con el fundador del metodismo, John Wesley. Se convirtió en pastor y trató de ser arzobispo, pero su nombre fue rechazado debido a su pasado que, además de incluir el comercio de esclavos, fue marcado por una vida, tal como define el propio John Newton, desgraciada y libertina.

La prueba del particular sentido del humor del destino de este hombre es que el trabajo del antiguo comerciante de esclavos influyó en el líder del movimiento por la abolición de la esclavitud en Inglaterra, William Wilberforce. La vida de este activista fue plasmada en el film "Amazing Grace”.

John Newton se convirtió en el líder de la iglesia Woolnoth St. Mary en Londres, que todavía existe hoy en día. También realizó un trabajo muy productivo como un predicador itinerante, escritor de himnos, compilador de letras de himnos, escritor de un periódico religioso y autor de numerosas cartas.


"Amazing Grace" es, pues, la más conocida de sus inspiradoras composiciones, la cual vio la luz para ilustrar un sermón en el día de Año Nuevo de 1773. Seis años después de su creación, este poema fue impreso y publicado por primera vez en 1779 como parte del libro o compendio de poemas e himnos llamado "Himnos de Olney", de Newton y Cowper. Era el himno número 41 de la primera sección del libro, bajo el encabezado "Faith's Review and Expectative" ("Reseña y Expectativa de la Fe"). Posteriormente se le llegó a conocer como "Amazing Grace", en base a su frase inicial. El gran misterio de la canción es la melodía. No se sabe si había música para acompañar los versos, puesto que pudo ser recitado por los feligreses sin melodía. Algunos dicen que fue una canción tradicional de la época y otros que la melodía fue creada por los esclavos en África que tienen que cantar los versos de John Newton.

La letra de "Amazing Grace" ha sido adaptada a más de veinte melodías. No era raro en ese entonces que una misma letra de un himno religioso fuese cantada con diversas melodías. Por eso circularon durante un tiempo muchas diferentes versiones musicales de ese himno.

Amazing Grace saltó la categoría de himno para la música popular de contenido político en los Estados Unidos. Fue grabado por Mahalia Jackson en 1947 y luego se usa en la década de 1960 como una canción cantada en las manifestaciones por la igualdad de derechos civiles entre negros y blancos y en contra de la guerra en Vietnam.



Son cientos las versiones de esta canción. Elegir una muestra no es nada sencillo. Yo he elegido unas cuantas. La de Aretha porque me parece sublime. El resto porque forman un buen mosaico de lo que esta canción ha significado y significa en la historia de la música. Espero que si tenéis una versión que os gusta mucho la compartáis con nosotros.


Y para acabar, esta maravilla al saxo de Robert Williams . Buenas noches. Bona nit. Καληνύχτα. مَساءُ الخَير . Gabon. 굿나잇. Boas noites. 晚安 グッドナイト    Buonanotte. לילה טוב



Nada más piblicar esta entrada, mi buen amigo Pedro Ignacio Tofiño nos propone estas maravilla. La flauta india es imposible definirla. Gracias, Pedro; de corazón.