domingo, 25 de septiembre de 2011

Andrea Motis

“Tocar es decirle al público quién eres y cómo te sientes en cada momento"

No es verdad que cualquier tiempo pasado fue mejor. Como tampoco es verdad que los adolescentes de hoy no son lo que fuimos nosotros. En el mundo de la música, mucho menos. Hay vida y música de jóvenes promesas de verdad a pesar de Operación Triunfo (OT). La fuerza que tuvieran el marketing y la televisión para crear (inventarse) artistas de la nada se ha pasado a internet democratizando el deleite, la creatividad, el buen gusto, el virtuosismo, el esfuerzo, la excelencia. Así, las redes sociales se convierten en algo más importante que todas las campañas de marketing juntas.



Mientras que a los grandes mitos sólo los descubrimos con la perspectiva del tiempo que es el que da y quita razones y valor a los diferentes presentes que hemos vivido, aparece en nuestro panorama musical Andrea Motis un prodigio musical que, con sólo quince años, destaca ya como una de las principales trompetistas y saxofonistas en el mundo del jazz en la ciudad. Pero no sólo esto, junto a Joan Chamorro, músico de contrastada trayectoria, Andrea también se ha descubierto como una excelente cantante que consigue emocionar a cada nota que nace de su interior. Andrea tiene una voz que emociona, sencilla, con corazón y pasión. Canta como si lo hubiese hecho toda su vida, como respirar. De la mano de su profesor y motivador principal, con su corta edad tiene en su haber participado en tres discos y más de 100 conciertos.

Joan Chamorro (este es el enlace de su myspace) es el director de la Sant Andreu Jazz Band, la banda de jazz más joven de Europa, nacida en la Escuela Municipal de Música de Sant Andreu, en 2006. En su tarea como profesor musical, fue quién descubrió en la alumna Andrea Motis a toda una nueva promesa del jazz vocal.
La banda ha registrado ya su primer CD en directo, titulado "Jazzing", con solistas de la solvencia de Ignasi Terrassa, Josep Maria Farrás, Dani Alonso, o Ricard Gili. Entre sus jóvenes componentes, podemos disfrutar del talento de Alba Armengol, de nueve años. Sí, ¡nueve años!

Pero Andrea comienza un itinerario musical propio, sin dejar de formar parte del grupo, en paralelo. No lo hizo sola sino de la mano de Joan Chamorro, en el mes de enero.  Un día llegó a clase y Chamorro le habló de la idea de un disco que acabó siendo por y para ella, su presentación al público. El disco “Joan Chamorro presenta a Andrea Motis” Hay temas de Ellington, de Hoagy Carmichael o de Harold Harlen, pero también introduce algunas piezas de bossa nova (Manha de carnaval de Bonfá y No more blues (Chega de Saudade) de Vinicius de Moraes y una más cercana al pop; el Smile de Charles Chaplin. De temas conocidos como ‘Over the rainbow’ a otros que, tal vez, lo son menos, como Louisiana Fairytale. Pero la fiesta acaba con la traca final, un Bli-blip con toda la Sant Andreu Jazz Band, su familia artística.

La recopilación que he hecho quiere ser una muestra de su trayectoria hasta ahora. Pero si os dais un paseo por youtube encontraréis muchas más.








Para acabar este video casero con una Andrea  de sólo trece años cantando una de mis canciones favoritas : Ower the rainbow

lunes, 5 de septiembre de 2011

The Wall

No necesitamos ninguna educación. No necesitamos que controlen nuestro pensamiento. Ni el sarcasmo oscuro en la clase. Profesores ¡dejen a los  niños en paz!. Somos sólo un ladrillo del muro.


¿Quién de mi generación no ha escuchado al menos una vez el álbum de "The Wall"? Estamos ante la decimotercera obra de Pink Floyd, uno de sus trabajos fundamentales y uno de los mejores discos de la historia del rock en general. "The Wall" es  una obra conceptual, señalada por la crítica y los seguidores del grupo como uno de sus mejores trabajos.
"The Wall" impuso al mundo musical una obra con la ansiedad desmedida de una estrella de rock totalmente consumida, que maldice a su entorno por haberla obligado a construir una "pared" contra la escuela y sus torturas, triviales y oportunas.

Pero “El Muro” no solo es un disco de rock; fue también una operación cine-musical nunca antes vista, ya que un disco fue la base de una película en la que el guión y los diálogos eran los mismos que contenía el trabajo del famoso grupo. Salvo por el cambio del tema When the Tigers Broke Free por  Hey You, el material del álbum se utilizó en su integridad.  Varios temas fueron re-elaborados. En general, se hicieron un poco más lentos y mucho más densos que los originales, poniendo al descubierto todos los matices agudos. Una película impactante, supongo que mucho más para una recién estrenada maestra como lo era yo.

Desde el inicio, se muestra el origen del rencor social de Pink, el protagonista. La sobreprotección de la madre, el abuso de la educación inglesa a la que parece que algunos nostálgicos quieren volver, sus problemas amorosos, la falta de un padre y la guerra son sucesos que contribuyen a que se envuelva en su “locura” como único medio de protección frente a los ataques que sufre.

Y vemos cómo el sistema educativo se usa solo para estandarizar la enseñanza en un proceso de enseñanza-aprendizaje en donde no se razona, no se cuestiona, no se piensa y mucho menos se reconoce las capacidades individuales que cada ser trae consigo... donde los maestros no son más que representantes del autoritarismo y mecanicidad en que nos desenvolveremos después como adultos.

Nace pues la figura del muro, que simboliza su propia represión y exclusión del avance “normal” de la sociedad.Ya adulto, músico y harto del mundo de su profesión, Pink termina refugiándose en la droga como única alternativa para romper con el muro que él mismo ha creado a su alrededor.

"The Wall" puede ser una hora y media de deprimente celuloide, o una herramienta brillantemente colorida y aguda que nos sirve para ver hasta dónde permitiremos que manejen nuestras vidas quienes nos entretienen y educan.

"Se trata del viaje interno en la soledad y la locura de una estrella de rock llamada Pink cuyas causas son principalmente la guerra que le mata al padre, una madre castradora y sobreprotectora. Las instituciones sociales representadas a través del colegio actúan en complicidad con la madre para transformar en “carne picada” cualquier sedimento de creatividad; la esposa aparece como reemplazante de la madre pero no lo comprende y lo abandona. Finalmente mientras los jóvenes no encuentran más salida que la violencia irracional y el nazismo, Pink se hunde en sí mismo hasta hallar la fuerza para destruir la pared. (Eduardo Hojman, libro “Letras que dicen”, 1991)

La escuela controla y encarcela, gritaba una pintada anarquista en los años 80. Ojalá no nos estemos empeñando en convertir a los niños en ladrillos del Muro.


La puesta en escena, en vivo, es espectacular.



A continuación, podéis ver The Lost Documentary, el mejor registro audiovisual de la puesta en escena de “The Wall”, caótico y costoso tour 1980-81 de la  banda más vendedora de la década de los 70. Extraído de los archivos secretos de psychedelic_alan, es muy raro de encontrar.

El documental presenta grabaciones inéditas de la construcción y realización de los conciertos en el Earls Court de Londres. Originalmente planeado por Roger Waters para incluir estas filmaciones como un detrás de cámaras, debido a las presiones para mantener los costos de realización y traslado, así como los problemas internos en la banda, este proyecto fue abandonado. El material es histórico y a día de hoy, muy pocos poseen algún DVD completo.

El infierno, la ambición y lo complejo de esta aventura provocó que la banda, a pesar de tener los royalties del que entonces era el disco más vendido de la historia de la música, desbancado un par de años después por Thriller de Michael Jackson,  casi acabaran en la ruina.